yo te lo soluciono…

mas tecnicas para solucionar problemas…

IMG_0128IMG_0268

Imagen
Como aprender a solucionarlos

Técnica para solucionar los problemas

Los problemas a los que no se encuentra solución desembocan en un malestar crónico. Cuando las estrategias de afrontamiento ordinarias fracasan aparece un sentimiento creciente de indefensión que dificulta la búsqueda de nuevas soluciones. Disminuye la posibilidad de alivio, el problema empieza a parecer insoluble y la ansiedad o la desesperación pueden llegar hasta niveles paralizantes.

En 1971 Thomas D’Zurilla y Marvin Goldfried idearon una estrategia de solución de problemas en cinco pasos para hallar soluciones nuevas a cualquier tipo de problema.

Definieron un problema como el fracaso para encontrar una respuesta eficaz. Por ejemplo, el hecho de no poder encontrar un zapato por la mañana no es un problema en sí mismo. Se convierte en un problema si uno se olvida de mirar debajo de la cama que es donde es más probable que esté el zapato. Si se busca en la heladera, en el botiquín del baño, o en el tacho de la basura, se empieza a crear un problema – la respuesta no es eficaz para encontrar el zapato perdido y, en consecuencia, la situación empieza a ser «problemática»-.

A veces, se puede convertir una situación en problemática si se utiliza una respuesta que parece eficaz en un primer momento pero que finalmente resulta ser desastrosa. Tener la esposa enojada porque uno pasa todos los fines de semana jugando al fútbol no constituye necesariamente un problema El problema aparece solamente cuando la respuesta es ineficaz.

Podría utilizarse la estrategia «enojarse y explotar» cada vez que ella menciona el juego del fútbol, como medio para desalentar todo comentario. Esta solución funciona a corto plazo en la medida en que ella deja de hacer comentarios sobre el fútbol, pero a largo plazo puede buscarse un amante y pedirle el divorcio. A largo plazo, la respuesta es ineficaz y se crea un gran problema.

El proceso de solución de problemas en cinco pasos que se explica acá sirve para evaluar las consecuencias de estas falsas «soluciones» a corto plazo y sugiere respuestas alternativas que son útiles a largo plazo.

El hecho de aplicar los cinco pasos que se explican en este capítulo ayuda a ver la vida como una serie indefinida de situaciones que requieren algún tipo de respuesta.

Visto de este modo, ninguna situación es intrínsecamente problemática Es la inadecuación de la respuesta lo que la hace problemática. Hay que aprender a definir los problemas no en términos de situaciones imposibles, sino en términos de soluciones inapropiadas. Es útil recordarse a sí mismo en todo momento que «el problema no es el problema, el problema es la solución».En la medida en que se empieza a captar el significado de esta afirmación se comprende la esencia de la solución de problemas.

Una sigla para los cinco pasos del problema puede ser ?PRACE? (Problema ? Respuesta ? Alternativas ? Consecuencias ? Evaluación)

(P) Especifique su problema.
(R) Perfile su respuesta.
(A) Haga una lista con sus alternativas.
(C) Vea las consecuencias.
(E) Evalúe los resultados.

Efectividad contra el síntoma

La solución de problemas es útil para reducir la ansiedad asociada a la incapacidad para tomar decisiones. También es útil para aliviar los sentimientos de impotencia o cólera asociados a problemas crónicos para los que no se ha encontrado ninguna solución alternativa. Por el contrario, no se recomienda la solución de problemas para el tratamiento de las fobias o trastornos de ansiedad global imprecisa.

Tiempo necesario para dominar la técnica

Las técnicas de solución de problemas se pueden aplicar el mismo día que se aprenden. Después de algunas semanas de práctica, la aplicación de los pasos es casi automática

Instrucciones

Especificar el problema

El primer paso de la solución de problemas es identificar las situaciones problemáticas. En realidad, no hay ninguna situación intrínsecamente problemática pero, dado que son infinitas las posibilidades de emitir respuestas ineficaces ante diversas situaciones, estamos condenados a crear algunos problemas. De hecho, crear problemas es natural e inevitable. No seríamos humanos si no lo hiciéramos. Como no se le puede pedir justicia a la vida, es posible que uno experimente más situaciones problemáticas que sus amigos, familiares o conocidos. Es importante darse cuenta de ello y aceptar que tener problemas constituye un hecho normal.

Normalmente, la gente experimenta problemas con sus cuentas, en el trabajo, las relaciones sociales y la vida familiar. La siguiente lista ayudará a identificar el área en la que se funciona con menor eficacia y en la que se tienen más problemas.

Cada persona deberá concentrarse en dicha área mientras pone en práctica las habilidades de solución de problemas PRACE

Lista de problemas

* Marque en cada situación, la casilla que describa mejor en qué medida se trata para usted de un problema.
* Si tiene dificultades para determinar si una situación es un problema significativo para usted, imagínese en esta situación. Incluya imágenes, acciones y sonidos que la hagan parecer real.
* En esta situación, ¿se siente colérico?, ¿se siente deprimido?, ¿se siente ansioso?, ¿se siente confundido? Atención a estas emociones. Si se experimenta cólera, depresión, ansiedad o confusión probablemente se encuentre ante una situación problemática; algo hay en su forma de responder que no funciona bien.

Marque la casilla adecuada:

A. No me molesta en absoluto: No tiene nada que ver conmigo.
B. Me molesta un poco: Afecta ligeramente mi vida y constituye un pequeño gasto de energías.
C. Me molesta bastante: Posee un claro impacto en mi vida.
D. Me molesta mucho: Altera enormemente mi vida cotidiana y afecta profundamente mi bienestar.

Salud
Trastornos del sueño
Problemas sobre el peso
Sentirse físicamente cansado
Trastornos del estómago
Problemas físicos crónicos
Dificultades para levantarse por la mañana
Alimentación y dieta pobre

Economía
Dificultad para hacer llegar el dinero a fin de mes
Dinero insuficiente para las necesidades básicas
Aumento creciente en las deudas
Gastos inesperados
Dinero insuficiente para el ocio y las aficiones
No hay fuente fija de ingresos
Demasiadas cargas financieras

Trabajo
Trabajo monótono y aburrido
Relaciones difíciles con el jefe o superior
Exigencias con estrés
Deseo de un trabajo o carrera distintos
Necesidad de mayor experiencia o formación
Temor de perder el trabajo
Dificultades con los compañeros de trabajo
Desempleo
Condiciones de trabajo desagradables
Necesidad de mayor libertad en el trabajo

Vivienda
Vecinos indeseables
Demasiado lejos del trabajo o escuela
Condiciones desagradables
Cosas que precisan una reparación
Malas relaciones con el propietario

Relaciones sociales
Tímido o vergonzoso con el sexo opuesto
No tener muchos amigos
Poco contacto con el sexo opuesto
Sentirse solo
No entenderse bien con algunas personas
Fracaso en un amor
Sentirse abandonado
Falta de amor o afecto
Vulnerable a las críticas de los demás
Desear más intimidad con la gente
No comprendido por los demás
No saber llevar una conversación
No encontrar la pareja adecuada

Ocio
No disfrutar de la suficiente diversión
Mediocre en el deporte o el juego
Poco tiempo libre
Querer más oportunidades para disfrutar del arte o la expresión
Pocas ocasiones para disfrutar de la naturaleza
Deseo de viajar
Necesidad de unas vacaciones
Incapacidad para divertirse

Familia
Sentirse rechazado por la familia
Desacuerdo en casa con el cónyuge
No llevarse bien con uno, o más, de los niños
Pasar una situación familiar dolorosa
Inseguridad – temor a perder la pareja
Incapaz de ser abierto con su familia
Deseo de contacto sexual fuera de la pareja
Conflicto con los padres
Tener distintos intereses que el cónyuge
Roces familiares
Ruptura matrimonial
Problemas de los niños en la escuela
Miembro de la familia enfermo
Excesivas discusiones en casa
Cólera, resentimiento hacia el cónyuge
Estar irritado con un familiar
Estar preocupado por un familiar

Psicológicos
Tener un mal hábito concreto
Problemas religiosos
Problemas con figuras de autoridad
Objetivos o exigencias muy altos
Falta de motivación
Sentirse muy deprimido algunas veces
Sentirse muy nervioso algunas veces
Bloqueado para alcanzar los objetivos
Sentirse muy enfadado
Preocuparse por todo

Otros: (Si algunas situaciones concretas no enumeradas anteriormente interfieren de forma significativa en su vida, escríbalas y evalúelas.)

2. Perfilar la respuesta

El segundo paso en la solución de problemas consiste en describir con detalle el problema y la respuesta habitual a dicho problema. De la lista de problemas que se acaba de rellenar, hay que determinar el área general que causa mayores molestias. De esta área se debe escoger una de las situaciones que se ha valorado como C o D.

A continuación, debe completarse el cuestionario siguiente en función de la situación que se haya escogido. Hay que intentar escribir, por lo menos, una palabra en cada espacio en blanco. Si una línea es insuficiente para lo que se tenga que escribir se utilizará una hoja de papel aparte.

Al describir la situación y la respuesta en términos de quién, qué, dónde, cuándo, cómo y por qué se verá el problema de forma más clara. También se descubrirán más detalles de los que normalmente se toman en consideración. Cada persona debe tomarse el tiempo que necesite.

Los detalles del lugar, estado de ánimo, sentimientos y pensamientos son importantes porque proporcionan pistas para la construcción posterior de soluciones alternativas.

Perfil del problema

I Situación (de la lista de problemas o, brevemente, con palabras propias)

Quién está implicado – otras personas

Qué sucede – qué ha sucedido o dejado de suceder qué le molesta a usted

Dónde sucede ? lugar

Cuándo sucede – momento durante el día, frecuencia, duración

Cómo sucede – las reglas que parece seguir, estados de ánimo implicados

Por qué sucede – razones que uno mismo o los demás dan para justificar el problema en el momento en que se presenta

II Respuesta – escriba un resumen de lo que usted hace o deja de hacer

Dónde lo hago -lugar

Cuándo lo hago – tiempo en reaccionar, duración de la respuesta

Cómo lo hago -estilo, humor, intensidad o control

Cómo me siento emociones de cólera, depresión, confusión, etc.

Por qué lo hago-pensamientos sobre ello, teorías, explicaciones, razonamientos

Qué quiero – objetivos que si se cumplieran, significarían que el problema está solucionado

Ejemplo

Este es el perfil que ha hecho Sandra, madre de un niño rebelde de doce años:

I Situación (de la lista de problemas, o brevemente con palabras propias)

No llevarse bien con el niño
Quién está implicado – otras personas

Javier, mi hijo de 12 años
Qué sucede – qué ha sucedido o dejado de suceder que le molesta a usted

No hace las tareas de la casa – sacar la basura, regar el jardín, poner la mesa

Dónde sucede – lugar
En casa, especialmente en el comedor, delante del televisor

Cuándo sucede – momento del día, frecuencia, duración
Mediodía y tarde, durante unas dos horas, casi cada día

Cómo sucede -las reglas que parece seguir, estados de ánimo implicados
Cuanto más le recuerdo sus tareas, más malhumorado está. Simplemente se sienta mientras me pongo furiosa. Finalmente hace las tareas resentido después de amenazarle de que no verá la televisión

Por qué sucede – razones que uno mismo o los demás dan para justificar el problema en el momento en que se presenta
Está pasando por una fase tonta. Espero demasiado de él. No le importa cómo me siento

II Respuesta – Escriba un resumen de lo que usted hace o deja de hacer

Sufrir en silencio, después recordárselo, y por último regañar, gritar y amenazar

Dónde lo hago ?lugar
En casa

Cuándo lo hago – tiempo en reaccionar, duración de la respuesta
Cuando estoy ocupada y cansada. Cuanto más cansada estoy, más probable es que «explote»

Cómo lo hago – estilo humor, intensidad o control

Empiezo suavemente y voy gritando cada vez más

Cómo me siento – emociones de cólera, depresión, confusión, etc.
Furiosa con Javier, noto que no le importa cómo me siento. Me siento presionada y resentida porque tengo que aguantarlo y mi marido no.

Por qué lo hago ? pensamientos sobre ello, teorías, explicaciones, razonamientos
Soy un fracaso como madre. Javier nunca aprenderá a ser responsable y es culpa mía

Qué quiero- objetivos que si se cumplieran significaría que el problema está solucionado
Quiero que Javier me obedezca.

¿Cómo utilizar el perfil para reclasificar el problema?

Una vez se haya perfilado el problema detalladamente se puede reclasificar, intentando formas distintas de pensar en él. Es probable que se haya empezado a reclasificar a medida que se iba confeccionando el papel; es posible que se haya vuelto a leer lo escrito para añadir, borrar o cambiar información a medida que se iba cumplimentando el cuestionario. Ahora seguiremos este proceso de reconsideración de modo más sistemático. Para ello utilizaremos la información que se ha escrito para completar las frases siguientes:

Qué ha sucedido que le molesta…
Cuándo responde usted…………
Cómo se siente usted………….
Por qué responde usted del modo que lo hace (pensamientos, teorías, racionalizaciones)
Cómo responde………………..

3. Haga una lista con las alternativas

1. En esta fase de la solución de problemas se utiliza la estrategia denominada «tormenta de ideas» para conseguir los objetivos recientemente formulados. Esta técnica tiene cuatro normas básicas:

2. Se excluyen las críticas. Significa que se escribe cualquier idea nueva o posible solución sin juzgar si es buena o mala. La valoración se aplaza para una fase posterior en la toma de decisiones.

3. Todo vale. Cuanto más disparatada y extraña sea una idea, mejor. Seguir esta norma puede ayudar a salirse de la rutina mental. De repente se puede uno liberar de una visión limitada del problema y verlo desde una perspectiva completamente distinta.

4. Lo mejor es la cantidad. Cuantas más ideas se produzcan, mayores la probabilidad de tener algunas buenas. Solamente hay que escribirlas, una tras otra, sin pensar demasiado en cada una de ellas. No hay que detenerse hasta tener una lista muy larga. Lo importante es la combinación y la mejora. Es preciso repasar la lista para ver si se pueden combinar o mejorar algunas ideas. A veces dos buenas ideas pueden juntarse y formar una idea aún mejor.

La técnica de la tempestad de ideas debería limitarse, durante esta fase, a estrategias generales para alcanzar los objetivos. Deben dejarse los detalles dé acciones específicas para más adelante. Primero se precisa disponer de una buena estrategia general. En la siguiente fase vendrán los pasos conductuales concretos.

Utilícense estas líneas para enumerar un mínimo de diez estrategias alternativas para conseguir sus objetivos:

Algunas de las frases que se le ocurrirán no tendrán ningún sentido. Otras serán penetrantes intuiciones que arrojarán nueva luz sobre el problema. El problema real es probablemente su respuesta a la situación que desea cambiar. En el caso de Sandra, el problema real no es tanto que su hijo no le obedezca sino que Sandra está frecuentemente enfadada y le grita. Ha intentado motivarle con amenazas adversivas que sólo sirven para aumentar su testarudez. De la misma manera, cada persona deberá revisar sus soluciones para determinar si las mismas no se han convertido realmente en el problema.

La intención al revisar el proceso de este modo es generar objetivos que se puedan utilizar en el paso siguiente de la solución de problemas. A medida que se entre en este proceso verá que los objetivos pueden cambiar según vaya cambiando la forma de clasificar el problema Se deben, pues, examinar sus respuestas al problema (qué hace, cómo se siente, que quiere). A partir de estas frases puede generar nuevos objetivos alternativos.

Por ejemplo, Sandra encontró tres frases especialmente esclarecedoras:

«El problema real es que cuanto más cansada estoy, más probable es que explote».
«El problema es que no le importo cómo me siento».
«El problema real es que me siento presionada».

A partir de estas frases Sandra formó tres objetivos alternativos:

A. Vivir con menos cansancio.
B. Sentirme apreciada por mi hijo.
C. Mantener la calma.

Basándose en este ejemplo se pueden utilizar las frases propias (fas que se han formado para clasificar de nuevo el problema) y formular objetivos alternativos para pasar al siguiente paso:

Objetivo alternativo A.
Objetivo alternativo B.
Objetivo alternativo C.

Si sólo aparece un objetivo y se tienen dificultades para encontrar otros, pregúntese «¿Por qué quiero este objetivo?». La respuesta podría detectar varios sub-objetivos que aún no se habían identificado.

Sandra utilizó la técnica de la tempestad de ideas para generar las siguientes estrategias con el objeto de alcanzar sus tres objetivos:

Objetivo A. Vivir con menos cansancio

Si los niños no hacen las tareas, dejarlas por hacer.
Tomarse pequeños descansos durante el día.
Programar algo divertido para alrededor de las tres de la tarde.
Destruir el televisor, el ruido me vuelve loca
Permanecer algún tiempo sola cada día.
Contratar una empleada.
Hacer un trato con una vecina conocida para que haga parte de las tareas domésticas.
Salir a cenar con mi esposo cada sábado.
Dejar de limpiar la habitación de los niños. Dejar que vivan como sucios si así lo desean.
Conseguir apoyo.
Desenchufar la televisión durante el día.
Hacer que los niños se hagan sus propias comidas.

Objetivo B. Sentirme apreciada por mi hijo

No importa lo que haga o deje de hacer, dejar de gritarle.
Hablarle en lugar de criticarlo.
Dejar que mi esposo mantenga la disciplina.
Abrazarlo de forma «espontánea» dos o tres veces al día.
Recompensarlo con un abrazo cuando realmente cumpla con sus obligaciones. Alabarlo mucho.
Preguntarle por la escuela y hablar con él al menos una vez al día. Si no obedece, estar unos minutos con él y ver si algo no funciona. Es más importante para mí tener una buena relación con mi hijo que hacerle cumplir con sus obligaciones cada día.
Contarle mis problemas y pedirle ayuda.

Objetivo C. Mantener la calma

Dejar de gritar suceda lo que suceda.
Descansar cada vez que me siento furiosa o enfadada.
Destruir el televisor.
Que mi esposo mantenga la disciplina.
Tomar una semana de descanso e ir a las montañas.
Tomar baños para relajarme.
Hacer un curso de relajación.
Intercambiar masajes con mi espose cuando los niños están en la cama.
Tomar un ansiolítico.
Volver a nadar otra vez.

Es importante no dejar de buscar alternativas demasiado pronto. La décima idea puede ser la mejor. Sandra repasó su lista y perfeccionó algunas de las ideas. Por ejemplo, combinó hablar con su hijo una vez al día con contarle sus problemas y pedirle ayuda. Combinó, asimismo, estar algún tiempo sola cada día con programar algo divertido para alrededor de las tres de la tarde.

Vea las consecuencias

En este momento se deberían tener ya varios objetivos alternativos, cada uno con diez estrategias para alcanzarlo. El siguiente paso consiste en seleccionar las estrategias más prometedoras y evaluar las consecuencias de ponerlas a la práctica. Para algunas personas este proceso de imaginación y ponderación de consecuencias tiene lugar automáticamente tan pronto como piensan en una posible estrategia para conseguir lo que pretenden. Otras son más lentas y más propensas a ponderar las consecuencias conscientemente. Sea cual sea la categoría a la que se pertenezca, es útil considerar este paso de forma cuidadosa y razonada.

Escoger el objetivo alternativo que sea más atractivo. Revisar las diez estrategias y desechar las ideas obviamente malas. Combinar varias estrategias en una cuando sea posible. Se debería terminar con tres estrategias prometedoras que fueran de algún modo mutuamente excluyentes (es decir, que no se puedan combinar en un menor número de estrategias).

Enumerar estas tres estrategias en los espacios previstos en la siguiente hoja de evaluación de consecuencias. Debajo de cada estrategia enumerar todas las consecuencias positivas y negativas que se le ocurran. ¿Cómo afectaría en lo que usted siente, necesita o quiere el hecho de poner en práctica cada estrategia? ¿Cómo afectaría a las personas conocidas? ¿Cómo cambiarían su reacción ante sí mismo? ¿Cómo afectaría a la propia vida en este momento, el próximo mes, el próximo año? Es preciso tomarse algún tiempo para calcular las consecuencias positivas y negativas de cada posible estrategia.

Cuando se haya elaborado la lista de consecuencias principales, se revisará cada una de ellas y se analizará cuál es la probabilidad de que suceda. Si la consecuencia es improbable, puede desecharse (probablemente la persona se esté contado historias de miedo o sea falsamente optimista).

Después, se puntuarán las consecuencias probables del modo siguiente:
Si la consecuencia es básicamente personal, se otorgarán 2 puntos.
Si la consecuencia es básicamente social, se otorgará 1 punto.

Valorar las consecuencias

Ejemplo

Estrategia: Que el esposo mantenga la disciplina

Consecuencias positivas:Estaré más relajad
Consecuencias negativas:El esposo puede negarse a colaborar

Seleccionar la estrategia cuyas consecuencias positivas superen en más puntos a las consecuencias negativas. Decidir los pasos que se deberán hacer para poner en práctica la estrategia.

Sandra pensó en cuatro pasos para poner en práctica
«El esposo mantiene la disciplina»:
Discutir el tema con su esposo el martes después que su hijo se vaya a la cama.
Reservar cinco minutos cada día después del trabajo para discutir con el esposo cómo se están cumpliendo las tareas.
Que el esposo emplee parte de tiempo con su hijo cada tarde y hablen de cómo se están cumpliendo las tareas.
Emplear el tiempo que antes consumí a en mantener la disciplina en hacer algo agradable para el esposo: cocinar un postre especial, rascarle la espalda, etc.

Es posible que alguien tenga dificultades para pensar en los pasos conductuales concretos. Si esto sucede, se deberá volver a la técnica de la tempestad de ideas para desarrollar una lista de pasos alternativos. Entonces se calcularán las consecuencias de los pasos probables utilizando la misma técnica aprendida para seleccionar la estrategia global.

5. Evaluar los resultados
El último paso es el más difícil, puesto que ahora es preciso actuar. Se han seleccionado nuevas respuestas a un problema antiguo. Ha llegado el momento de poner en práctica las decisiones.
Una vez que se haya intentado la respuesta nueva, se deberán observar las consecuencias.

1. ¿Suceden las cosas tal como estaban previstas?
2. ¿Se está satisfecho con los resultados obtenidos? Satisfecho significa que la nueva respuesta es útil para alcanzar los objetivos de un modo que la anterior «solución» no lo era.

Si todavía no se han alcanzado los objetivos, si el resultado no es satisfactorio, vuelva a considerar la lista de estrategias alternativas. Se pueden pensar más ideas o bien seleccionar una o más estrategias que anteriormente se habían despreciado. Se pueden repetir los pasos 3, 4 y 5 del procedimiento de solución de problemas.

Ejemplo

Alberto era un vendedor de viajes de más de cuarenta años. Empezó a sentirse insatisfecho con su trabajo. Estaba aburrido de organizar siempre los mismos viajes y excursiones. Seis meses antes se había instalado un nuevo sistema de computadoras en su oficina. Recibió instrucciones básicas para trabajar con las computadoras y pronto quedó fascinado por los sistemas informáticos. Considero la idea de reducir a la mitad su tiempo de trabajo para así poder recibir un curso sobre computación.
Al jefe de Alberto no le convenció su idea. Tuvieron algunos conflictos al respecto. Al estaba resentido y se volvió descuidado en los detalles de organización de los viajes que eran de su responsabilidad. Esto provocó aún más conflictos con su jefe.

Alberto aplicó la técnica «PRACE» a su problema del modo siguiente:

Especificar el problema. Mi trabajo es aburrido. Quiero volver a la Universidad y cambiar de carrera. Las relaciones con mi jefe son malas.
Perfilar la respuesta. La situación es que quiero tener tiempo libre de un trabajo aburrido para asistir a la Universidad, pero mi jefe no me deja. La respuesta es pedírselo al jefe, rechazar su decisión, enfadarse, quejarse, desahogarse con los clientes siendo grosero y olvidando detalles.

Alberto siguió haciendo una lista de quién, qué, dónde, cuándo, cómo y por qué para su situación y su respuesta. Después rellenó las líneas en blanco del ejercicio del «problema real». Algunas de las frases no tenían ningún sentido, pero hubo dos frases que arrojaron nueva luz sobre el problema. Eran: «El problema real no es un jefe tacaño: el problema real es quejarse y desahogarse con los clientes» y «el problema real no es un empleo aburrido: el problema real es sentirse aburrido en el trabajo».

A partir de este ejercicio Alberto extrajo tres objetivos alternativos: conseguir unas relaciones mejores con su jefe, dar un mejor servicio a sus clientes y disfrutar más con su trabajo actual.

Enumerar las alternativas. Estas son algunas de las alternativas que Alberto decidió para sus objetivos:

Relaciones mejores con el jefe

Dedicarse a organizar el nuevo viaje a Bariloche Dejar de quejarse y pelearse
Abandonar la idea de ir a la Universidad, aceptar algunas tareas extras.
Mejorar el servicio a sus clientes
Aumentar la relación personal con ellos Darse cuenta de que estar ofreciendo un buen servicio
Disfrutar más en el trabajo
Convertirse en un experto en computación. Encontrar la forma de tener un poco de tiempo para asistir a una clase de computación

Valorar las consecuencias. Alberto eliminó algunas alternativas obviamente malas, tales como abandonar el trabajo. Consideró las consecuencias en términos de beneficios a corto sobre las que tendría a largo plazo y las personales sobre las sociales. Así, comprobó que sus mejores opciones eran dedicar su tiempo al nuevo viaje, dejar de quejarse y dedicarse a servir a los clientes. Su intención era mejorar las relaciones con su jefe hasta el punto en que pudiera negociar disponer de algún tiempo libre.

Alberto aplicó la técnica de la tempestad de ideas para desarrollar algunos pasos concretos para seguir día a día. Puso sus planes en práctica durante cinco semanas.
Evaluar los resultados. Tal como se esperaba, las relaciones de Alberto con su jefe mejoraron. Dado que estaba ocupado y no peleaba con su jefe, disfrutaba más del trabajo. Pudo mostrar a su jefe cómo podía tomarse dos horas libres los martes y jueves y aún así servir bien a sus clientes. Su jefe aceptó. Alberto empleó estas dos tardes a la semana en una clase de computación.

Consideraciones especiales

Algunas personas se sienten ligeramente abrumadas por la complejidad de los pasos que componen la solución de problemas. Su pregunta es ¿Debo hacer esto realmente?». La respuesta es sí, al menos la primera vez. Si uno se encuentra atascado en una situación problemática sus antiguas soluciones habituales no funcionan. Es preciso seguir cada paso de la técnica para identificar y después conseguir los objetivos. Posteriormente, se pueden acomodar los procedimientos al estilo particular propio y gran parte de los mismos funcionarán de modo automático.

1 Respuesta hacia "mas tecnicas para solucionar problemas…"

MUY BIEN EXPLICADO, Y MUY BUENA INFORMACION. ME GUSTO MUCHO, VIENE MUY CLARO.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


  • Ninguna
  • ELIZABETH: MUY BIEN EXPLICADO, Y MUY BUENA INFORMACION. ME GUSTO MUCHO, VIENE MUY CLARO.
  • olga: ¡¡¡me gusta!!! Olga
  • Oscar: Hola Miguel, espero que realmente puedas ayudar a mucha gente con esta nueva idea, ya que esa ha sido siempre una de tus especialidades : ayudar a tod

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: